Un lugar donde puedes compartir tus películas favoritas, donde podrás descrubrir otras muchas que quizás no conozcas. Un lugar donde no solo estarás al corriente de las que serán estrenadas, si no que podrás recordar aquellas que siempre formarán parte de la historia. Y un lugar donde leerás las frases mas míticas que marcan un antes y un después en la era del cine.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Sin limites, Little Ashes


Esta asombrosa película tan poco conocida trata sobre la relación de Federico García Lorca y Eugenio Salvador Dalí cuando ambos junto con Luis Buñuel empezaron a desarrollar sus talentos artísticos como estudiantes universitarios en España (Madrid) en los años de 1920.

Salvador Dalí llega a Madrid en 1922 a la residencia de estudiantes, allí se encuentra con las elites culturales españolas. Pasa cada día perfeccionando su pintura y se rodea dentro de un círculo de artistas donde crea un gran vínculo con el poeta Federico García Lorca y el futuro cineasta Luis Buñuel.

La relación de Federico y Salvador se complica cuando Lorca empieza a sentirse atraído por Dalí y este queda fascinado por él. Luis comienza a sentirse apartado por sus dos compañeros. Federico y Salvador viajan juntos a la residencia de este último en Cadaqués. Federico queda totalmente enamorado de Salvador y su relación se va haciendo más intima hasta que una noche se convierte en algo más.
Luis que se había trasladado a Paris hace una visita a sus dos amigos pero a la vuelta sospecha en el cambio de relación de estos y lo desaprueba. Dalí que se siente agobiado por Lorca e incapaz de mantener una relación con el decide marchase con Luis a Paris para perfeccionar su arte y dar un paso mas en su carrera. Allí se relaciona con Picasso y conoce a Gala que era la pareja de este.
Gala despierta en Dalí un sentimiento, convirtiéndola en su propia musa. Lorca le hace una visita a Dalí y descubre que su amigo ha cambiado tanto en su forma de vida, sus ideales políticos y su orientación sexual y el amor que sentía hacia él había desaparecido. Federico que seguía enamorado él, vuelve a su tierra y finalmente la película termina con su trágico final.

Poema de Federico García Lorca                                     

Los caballos negros son.
Las herraduras son negras.
Sobre las capas relucen
manchas de tinta y de cera.
Tienen, por eso no lloran,
de plomo las calaveras.
Con el alma de charol
vienen por la carretera.
Jorobados y nocturnos,
por donde animan ordenan
silencios de goma oscura
y miedos de fina arena.
Pasan, si quieren pasar,
y ocultan en la cabeza
una vaga astronomía
de pistolas inconcretas.

¡Oh ciudad de los gitanos!
En las esquinas, banderas.
La luna y la calabaza
con las guindas se conserva.
¡Oh ciudad de los gitanos!
Ciudad de dolor y almizcle,
con las torres de canela.

Cuando llegaba la noche,
noche que noche nochera,
los gitanos en sus fraguas
forjaban soles y flechas.
Un caballo malherido
llamaba a todas las puertas.
Gallos de vidrio cantaban
por Jerez de la Frontera.
E
l viento, vuelve desnudo
la esquina de la sorpresa,
en la noche platinote,
noche, que noche nochera.
....

Eugenio Salvador Dalí, obra “Cenicitas” titulado así por su compañero Lorca.









3 comentarios:

Anónimo dijo...

:D aiii robert que está guapo hasta besando a chicos...aissssssss :D :D
anita

Roy dijo...

es genial y la película es increíble!!

Jofre Jofrenc dijo...

Me encanta tu blog! Pásate por el mío y dame algunos consejos!
www.pasiopelcinema.blogspot.com
Por cierto compartimos título
Un saludo

Publicar un comentario